Evolución de las jirafas

Evolución de las jirafas

Las jirafas son una de las especies más particulares del reino animal porque además de ser el mamífero terrestre más alto, las condiciones que le aportan este título dependen de una sola parte de su cuerpo: el cuello.

En contraparte, su anatomía refleja que se trata de un animal realmente pequeño en comparación con otros mamíferos que bien podrían superarla, como el elefante o el rinoceronte, con cuerpos mejor proporcionados.

Sin embargo, los hallazgos de fósiles de sus ancestros han revelado que la jirafa moderna no siempre lució de la misma manera, incluso que trata de una especie como cualquier otra, con cuellos acordes con sus cuerpos.

No obstante, los científicos que diseñaron y todavía siguen desarrollando teorías al respecto no han logrado establecer un acuerdo de cómo evolucionó la jirafa, por lo a continuación conoceremos todas para que decidas.

Teoría de Darwin

Charles Darwin es conocido por desarrollar las teorías de la evolución del hombre desde el primate hasta llegara a convertirse en el homosapiens actual, pero también por nunca hallar al eslabón perdido.

 Con respecto a las jirafas, la teoría tampoco es sustancialmente prometedora, sin embargo, posee las cualidades básicas para resultar lógica y merecer la pena considerar como una probabilidad –sin comprobar.

Su hipótesis sostiene que se trata de un ensayo y error que poco a poco se fue perfeccionando de generación en generación, alargando el cuello a distintas escalas de las primeras especies hasta la mejor.

En este sentido, finalmente cuando la longitud fue la ideal para lograr alimentarse de los arbustos más altos sin problema, las jirafas que nacieron a partir de entonces heredaron esta cualidad hasta hoy.

Teoría de Lamarck

Por parte de Jean-Baptiste Lamarck, un naturista francés, surgió otra teoría relativamente similar, pero de una concepción completamente opuesta a la herencia y los ensayos de Darwin.

Su teoría dicta que el alargamiento del cuello hacia la jirafa moderna consistió en la paulatina desaparición de cualidades del cuerpo que no se adaptaban a uso continuo de acuerdo con otra forma.

Dicho en otras palabras, Lamarck sostenía que las jirafas ancestrales estiraron sus cuellos para alcanzar la comida tantas veces que se fue fortaleciendo y así se fue sustituyendo la anatomía previa.

No obstante, la pregunta de por qué las jirafas fueron el único animal capaz de adaptar su anatomía a su forma de vida es la razón por la que ambas teorías permanecen invalidadas como verdad.

Teoría de Danowitz

En la actualidad, todavía se continúan realizando estudios para tratar de determinar una conclusión viable de cómo fue que las jirafas lograron alargar su cuello, y el hallazgo de nuevos fósiles siguen añadiendo pistas y más teorías.

Por parte de la anatomista Melinda Danowitz, sus premisas parten de la afirmación de que las jirafas no fueron la única especie que encontró una solución a sus necesidades mediante el alargamiento de su cuello para poder comer.

Como ejemplo, menciona a los también prehistóricos saurópodos y plesiosauros acuáticos, ambos, especies de dinosaurios de cuellos alargados de forma manipulada, añadiendo vertebras y longitud a sus huesos primitivos.

Según Danowitz, las jirafas respondieron justo a esta última opción, pero además que no representó un camino lineal sino de alargamiento y engrosamiento de las vértebras –largo, corto, largo– hasta lograr la longitud más ideal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad